MERCADO

El mercado en el cual participamos es de carácter nacional y externo o de exportación. En Venezuela, el consumo anual de chocolates en condiciones normales, se estima en 1,20 Kg per cápita lo que se traduce en un consumo total de 35.000 toneladas métricas, divididas en 75% para el consumo de chocolate masivo, 23% para el mercado industrial y 2% para el segmento tradicional de bombones y pastelería fina. Sin embargo, para los periodos recesivos, es de esperar que haya descensos importantes.

El segmento industrial se compone de 5 sub-categorías: coberturas, gotas, cremas, lluvia y coberturas para helados.

La producción de la nueva planta de Elaborados del Cacao será destinada, principalmente, a cubrir el mercado interno y de exportación.

La demanda mundial de cacao y manteca de cacao es impulsada por el mercado de productos de confitería de chocolate. Según estimaciones de la Organización Internacional del Cacao, ICCO en el período 1961 - 2014, esta demanda ha pasado de 1.0 millón de toneladas a un aproximado de 4.3 millones, con una tasa compuesta anual del 2.7 por ciento.

El segmento industrial se compone de 5 sub-categorías: coberturas, gotas, cremas, lluvia y coberturas para helados.

La producción de la nueva planta de Elaborados del Cacao será destinada, principalmente, a cubrir el mercado interno y de exportación.

Venezuela es conocida mundialmente por la calidad del grano de cacao, por lo que en los últimos tres años se han exportado alrededor de 20 mil toneladas de este producto, demandado por los mejores productores de chocolate del mundo. dos o

El consumo de productos de confitería de chocolate está fuertemente ligada a los ingresos per cápita, con una respuesta más elástica demostrada en los países de menores ingresos. Con el ingreso per cápita que ahora demuestra un crecimiento en las economías avanzadas del mundo y los ingresos per cápita, en los mercados emergentes siguen aumentando, sobre todo en Asia, África y Europa del Este.

Son considerados finos y con buena trazabilidad, que alcanzan cotizaciones con primas superiores a las de la bolsa de Nueva York.

La iniciativa de la fábrica de chocolates está destinada a dar valor agregado al cacao venezolano y a exportar como pasta de cacao y cobertura de chocolates de cacao de aroma fino.

El consumo de cacao fino de aroma tiene una tendencia creciente en el mundo, y los cacaos venezolanos son privilegiados por su sabor y aroma.

Los semielaborados finos, de cacao, son una tendencia que crecerá en los próximos 20 años de forma ascendente, superior al mercado de café de aroma fino.

Los chocolates cuentan con propiedades particulares que generan bienestar, promueve la circulación sanguínea, reduce la presión arterial, mejora la resistencia a la insulina, mejora la memoria y baja el estrés. Un buen chocolate es una experiencia especial, probarlo es degustarlo.

El objetivo principal de mercado es promover la integración del cacao venezo-lano a los mercados nacionales e internacionales a través del mejoramiento continuo de sus procesos de producción y transformación en productos de uso industrial y consumo final, y como estrategia inicial del mercadeo territorial de las regiones.

CIVEN posee una línea de chocolate fino de tecnología suiza que está diseñada para la elaboración de chocolate de altísima calidad, mediante un proceso de mezclado doble con calefacción, para garantizar la homogenización uniforme de los ingredientes. El proceso de pre-refinado ayuda a disminuir el tamaño de partícula en una primera fase, para complementarse en la de refinado, garantizando así, una finura ideal para la degustación del chocolate, dado una textura suave y agradable al paladar. La línea cuenta con conchas de alta capacidad de producción que garantizan los inventarios necesarios para los clientes, tanto nacionales como internacionales. Además de darle la calidad óptima a los chocolates elaborados, el proceso de chochado es la fase que garantiza el sabor y el aroma final del chocolate.

También se cuenta con laboratorios propios y de buena calidad que garantizan la idoneidad de los análisis contemplados en la norma de ISO 22000 INOCUIDAD DE LOS ALIMENTOS. Este sistema, es el que rige en todos los procesos de nuestra fábrica, garantizando los más altos estándares de calidad.